¿En Valencia llaman al 080?

2 mayo 2007 a las 1:04 pm | Publicado en Víctimas | Deja un comentario

Miren que artículo más curioso y turbador aparece en “las provincias”

No son los ascensoristas los que acuden a las emergencias de los ascensores sino los del 080. No sé qué pensar. ¿Alguien podría dar un poco de luz?

Y contra la ansiedad que padecen muchas personas, sólo de pensar en la claustrofobia que pueden sufrir si se quedan encerradas en un ascensor. El teléfono 080 –‘‘emergencias, dígame’’– es la solución rápida y eficaz, auténtica mano de santo para quienes temen ser víctimas de una situación así.

Ocurrió la semana pasada en una céntrica calle de Valencia. Vamos, habrá ocurrido muchas veces, pero hasta que no conoces de cerca un caso al menos, no te das cuenta del alcance de ciertas cosas. Un señor mayor se quedó bloqueado en un ascensor de la finca donde vive. Parado casi junto a la puerta del sexto piso, pero sin poder abrirla, el hombre no cesaba de advertir a todos que estaba de lo más tranquilo, a la espera de que llegaran los técnicos que resolvieran la situación. Pero su mujer, el portero del edificio y otros vecinos que intentaban socorrerle sí que estaban nerviosos, porque se veían a sí mismos con el papel cambiado, condenados a permanecer en la reducida caja, suspendidos de un cable a 20 metros de altura, y todos pensaban en esas cosas que se piensan en estas situaciones: ‘‘¿y si se cae?, ¿habrá bastante aire?, ¿y si tiene necesidades fisiológicas?’’.

El técnico de la casa de ascensores no llegaba, y entonces se le ocurrió la mejor idea a uno de los vecinos: llamar a la Policía Local para dar aviso a los bomberos. Y así acabó marcando el 080. Al otro lado, una amable y eficaz señorita –no una idiota máquina parlanchina– le recogió con inusitada rapidez los cuatro datos necesarios. Miren si hay eficiencia en el procedimiento que tres segundos después de haberle dicho el vecino la calle y el número del suceso, la funcionaria ya le preguntó: ‘‘¿En qué ascensor, el de la izquierda o el de la derecha’’? Ya lo tenía todo en la pantalla del ordenador. Y al mismo tiempo le comunicaba: ‘‘No se preocupe, señor, que ya van para allá?’’ ¿Que ya van?, no, ya estaban allí dos mocetones aguerridos y muy preparados que, al tiempo que tranquilizaban al involuntario rehén, palanqueaban las puertas, lo cogían en un pis pas y lo izaban fuera. Visto y no visto. Cinco segundos. Eficacia al máximo. Como días atrás ocurrió con el rescate de una turista francesa en el Micalet. Un alivio saber que están ahí, cuando tantas personas temen meterse en un ascensor y avisan a casa cuando entran, por si ocurre algo. Hay cosas públicas que renquean, pero Emergencias funciona. Vaya que sí.

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: